Vinagre de vino: Propiedades, beneficios & cómo hacer

El vinagre de vino está hecho del vino rojo o blanco, y es el vinagre más comúnmente utilizado en Europa meridional y central, Chipre e Israel. Como con el vino, hay una gama considerable en calidad.

Los vinagres de vino de mejor calidad se maduran en madera llegando a conservarse hasta dos años y presentan un sabor más complejo y suave. Éste tiende a tener una acidez más baja que los vinagres blancos o de sidra.

Podemos diferenciar este vinagre en vinagre de vino tinto y vinagre de vino blanco:

Vinagre de vino tinto

Como su nombre lo indica, el vinagre de vino tinto se elabora a partir de vino tinto, aunque el producto final no tiene alcohol. Éste ofrece una variedad de beneficios potenciales para la salud.

Vinagre de vino tinto - Beneficios y propiedades

Vinagre de vino blanco

El vinagre de vino blanco se compone de etanol fermentado y otros azúcares, que se envejecen para formar una forma menos ácida de vinagre tradicional. Este vinagre se utiliza en una variedad de recetas, y también se utiliza para la limpieza.

Vinagre de vino blanco - Propiedades y beneficios

¿Has oído alguna vez hablar de los usos y beneficios del vinagre de manzana? En esta guía te contamos todo lo que debes saber.

¿Cuáles son los beneficios del vinagre de vino?

La mayoría de la gente es consciente de los beneficios potenciales del vino, pero ¿qué pasa con el vinagre de vino?

En primer lugar, hay algunas investigaciones prometedoras que apoyan los beneficios que puede tener en nuestro cuerpo. La mayoría de estos beneficios -pero no todos- están asociados con el contenido de ácido acético, que es el principal compuesto de todo el vinagre.

Sin embargo, muchas de las declaraciones de propiedades saludables que podemos ver son un tanto exageradas. Esto es lo que dicen las investigaciones.

propiedades del vinagre de vino

Pérdida de peso potencial

Los estudios sugieren que el vinagre de vino puede ayudar a perder peso.

En primer lugar, los estudios en animales demuestran que el ácido acético, uno de los principales componentes del vinagre, ayuda a suprimir la acumulación de grasa corporal. Este efecto parece deberse a la oxidación de los ácidos grasos que regulan el ácido acético.

Otras investigaciones sugieren que el ácido acético también retrasa la liberación de la “hormona del hambre” ghrelina. Por lo tanto, no es de extrañar que el ácido acético tenga un impacto en la saciedad, ya que los ensayos en humanos muestran una reducción de la glucosa en sangre y de las puntuaciones de saciedad después de las comidas.

En términos de escala real, estos efectos sobre la pérdida de peso son probablemente pequeños.

Beneficios Digestivos

¿Cómo beneficia el vinagre de vino  a la digestión? Tradicionalmente, los seres humanos utilizaban varios tipos de vinagre como cura para las dolencias digestivas. En particular, se afirma que el vinagre tiene beneficios para la salud digestiva al hacer que el estómago sea más ácido.

La idea detrás de esto es que supuestamente puede ayudar con problemas como la acidez estomacal y la indigestión para aquellos con ácido estomacal bajo.

Aunque hay muchas anécdotas sobre esto, hay muy pocas en el camino de la investigación, así que no hay mucha evidencia para seguir adelante.

Por el lado positivo, el vinagre de vino tinto crudo y no pasteurizado contiene muchas bacterias probióticas. Los probióticos ayudan a aumentar y mejorar la población del microbioma intestinal, lo que a su vez ayuda a nuestra capacidad para digerir los alimentos vegetales.

El vinagre pasteurizado típico no contiene probióticos, así que la próxima vez fíjate en “no pasteurizado” en la etiqueta.

Contiene potentes antioxidantes

El vino tinto está lleno de compuestos polifenólicos que protegen la salud, y el vinagre de vino tinto no es distinto. Estos polifenoles actúan como antioxidantes en el cuerpo y comprenden varios compuestos como taninos y antocianinas.

Parece que también ayudan a aumentar los niveles de lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL) en el cuerpo. Las revisiones sistemáticas muestran que el vino tinto aumenta los niveles de HDL en varios ensayos. Aunque se sabe que el alcohol solo aumenta el HDL, los extractos no alcohólicos de los polifenoles del vino tienen el mismo efecto.

Por lo tanto, los polifenoles en el vinagre de vino tinto probablemente juegan un papel positivo en la mejora del perfil de colesterol.

En comparación con la versión “blanca”, el vinagre de vino tinto tiene un mayor contenido antioxidante. Este hecho se debe a la mayor densidad de polifenoles de los hollejos de las uvas tintas.

Disminuye los niveles de azúcar en la sangre

El azúcar en la sangre es un área donde existe evidencia sustancial de las ventajas de usar vinagre de vino.

El componente principal, el ácido acético, ejerce un efecto beneficioso sobre los niveles de azúcar en la sangre.

Puede Ayudar a Reducir la Presión Arterial

Existen varios estudios que investigan el impacto del vinagre de vino en la presión arterial.

Estudios en animales sugieren que el ácido acético tiene un efecto antihipertensivo.

Sin embargo, no se ha podido encontrar ningún estudio realizado en humanos con respecto a la presión arterial.

Vale la pena recordar que los resultados de los estudios en animales no siempre se traducen a los humanos, por lo que no deberíamos interpretarlos en exceso.

Propiedades antimicrobianas

Otro aspecto positivo del vinagre de vino – y de todo el vinagre – es que al igual que el aceite de coco, tiene propiedades antimicrobianas.

Existen varios patógenos transmitidos por los alimentos que pueden causar problemas de salud y enfermedades potencialmente graves.

En particular, los estudios sobre el ácido acético demuestran que es muy eficaz para prevenir la intoxicación bacteriana por alimentos y matar las bacterias dañinas.

Además, existe incluso evidencia de que el ácido acético puede matar infecciones altamente resistentes a los medicamentos.

Mayor Absorción de Nutrientes

El ácido acético puede ayudar a mejorar la absorción de varios minerales esenciales como el calcio y el magnesio.

Una comida que contenga una pequeña cantidad de vinagre de vino puede aumentar la cantidad de estos nutrientes que el cuerpo absorbe.

beneficios del vinagre de vino tinto y blanco

¿Quieres conocer cuáles son los increíbles beneficios del vinagre blanco? En este artículo te contamos todo. ¡Te sorprenderán!

Propiedades del vinagre de vino

Una porción de 1 cucharada de vinagre de vino tiene el siguiente contenido nutricional:

Calorías: 2.8
Carbohidratos: 0
Grasa: 0
Proteína: 0

Como se puede ver, el condimento no contiene prácticamente ninguna caloría o macronutrientes.

El vinagre de vino también contiene trazas de minerales como hierro, magnesio, manganeso y potasio. Sin embargo, los valores son extremadamente bajos, y debemos considerar el vinagre como una fuente subóptima de micronutrientes.

Hay varios otros compuestos en el vinagre de vino que pueden tener algunos puntos positivos para nuestra salud en general.

Estos incluyen,

Ácido acético: Al igual que otros vinagres, el vinagre de vino contiene ácido acético. También conocido como ácido acético, es el resultado de la fermentación del etanol por acetobacteraceae (bacterias de la familia del ácido acético). Tiene varios beneficios comprobados para la salud.

Polifenoles: El vinagre de vino contiene compuestos polifenólicos como flavonoides y ácidos fenólicos. Estos antioxidantes ayudan a luchar contra el estrés oxidativo y reducir la inflamación.

¿Cómo hacer vinagre de vino tinto casero? Guía completa

como se hace el vinagre de vino

El vinagre de vino tinto casero tiene un sabor mucho más complejo y sutil que la mayoría de las versiones de los supermercados. Es fabuloso en aderezos para ensaladas, por supuesto, pero también se puede usar para hacer vinagres de hierbas, salsas agridulces o para avivar platos de lentejas y alubias.

Comienza por un vino tinto que te guste beber. No tiene que ser caro, pero ten en cuenta que si no te gusta el sabor del vino, tampoco disfrutarás del sabor del vinagre. Recomendamos hacer uso de una botella de un litro para comenzar.

También necesitarás 1 vaso de vinagre crudo con la “madre”. La madre del vinagre es Mycoderma aceti, la bacteria beneficiosa que transforma el alcohol en vinagre. Se puede comprar vinagre de madres, pero probablemente un enfoque más simple y barato es comprar un vinagre crudo, sin pasteurizar.

Combina la botella de vino tinto con la taza de vinagre crudo en un recipiente grande de vidrio, acero inoxidable o cerámica. El líquido sólo debe llenar el recipiente 3/4 o menos de su capacidad.

Las bacterias del vinagre necesitan oxígeno para hacer su trabajo, que es por lo que necesita el espacio de aire. Un recipiente de boca ancha, como una vasija de barro, expone el vinagre en proceso a más aire que una botella de cuello estrecho, y acelera el proceso.

Cubre la parte superior del recipiente con una gasa para queso o una toalla limpia para mantener alejadas a las moscas del vinagre, pero deja que entre el aire. Coloca el recipiente lejos de la luz directa.

Durante las próximas semanas se formará un disco gelatinoso en la superficie del vinagre. Esta es la forma visible de la madre del vinagre.

Esta masa se hundirá hasta el fondo del vinagre y se formará una nueva en la superficie. Esto se ve raro, pero en realidad es una señal de que todo va bien.

¿Cuándo estará listo el vinagre de vino? Para el consumo inmediato en aderezos para ensaladas, etc., eso depende de uno mismo. Huele tu vinagre de vez en cuando. Cuando empiece a tener un olor a vinagre ligeramente picante, pruébalo. Cuando esté tan agrio como te guste que esté tu vinagre, adelante, cuélalo, échalo a la botella y úsalo.

Sin embargo, si quieres usar tu vinagre casero para encurtir los alimentos con seguridad, necesitarás probarlo para verificar que es lo suficientemente ácido para consumir. 

Vinagre de vino: Propiedades, beneficios & cómo hacer
4.7 (93.85%) 13 votes

Artículos que te podrían interesar:

Si te ha gustado, ¡no olvides compartir!

¿Qué opinas tú?