Cómo preparar vinagreta correctamente

La vinagreta básica está compuesta por aceite, vinagre y condimento, que generalmente es mostaza.

Cómo hacer vinagreta

Cómo hacer vinagreta

La composición y el uso de esta salsa puede variar mucho dependiendo de la cultura gastronómica de cada pueblo. Así, en la cocina mediterránea a menudo es muy sencilla, casera y formada por aceite de oliva, vinagre, sal y a veces pimienta negra. A veces incluso puede que no contenga vinagre, el cual puede ser sustituido por zumo de limón o simplemente puede ser omitido. En otros casos, se utilizan otros alimentos como el pesto, hierbas aromáticas o incluso aceite de oliva marinado para darle otro sabor a la vinagreta.

 

La vinagreta  es en la mayoría de los casos una salsa translúcida y bastante aromática donde, de hecho, el protagonista no suele ser el vinagre, sino el aceite. Se suele hacer al momento para cada plato, y muchas veces es cada uno  quien se prepara la vinagreta para uno mismo, tirando cada ingrediente directamente sobre el plato (por ejemplo, a una ensalada). La vinagreta se utiliza principalmente en verduras, pescados, cocidos, verduras hervidas y  ensaladas.

 

En cambio, en la gastronomía atlántica, la vinagreta suele ser de un color blanquecino amarillento y opaco. En este caso, la vinagreta contiene numerosos ingredientes  de los que habitualmente uno proviene de la leche (nata, yogur, queso blanco, etc.) y por otro lado, se utilizan especies propias de la cocina de cada país, como por ejemplo mostaza de Dijon en Francia. A menudo se compra ya hecha, pero en el caso de que la vinagreta sea casera, se baten primero los ingredientes y se hace en grandes cantidades para usarla para todos los comensales.

¿Qué opinas tú?